domingo, octubre 15, 2006

Un extracto de Breve Tratado de Erotismo de Jan Kott

"En la oscuridad el cuerpo estalla en fragmentos que se convierten en objetos separados. Existen por sí mismos. Sólo el tacto logra que existan para mí. El tacto es limitado. A diferencia de la vista, no abarca la persona completa. El tacto es invariablemente fragmentario: divide las cosas. Un cuerpo conocido a través del tacto no es nunca una entidad; es, si acaso, una suma de fragmentos."

(citado por Sergio Pitol en El Mago de Viena)

1 han comentado...

At 8:19 p. m., Blogger Gabriela comentó...

En lo particular, el tacto es el camino que nos puede llevar a conocer ,a saber que lo que está, es real y tangible, la vista sugiere una historia, incita a inventar, a imaginar , el tacto es la realización de estas fantasías. Tocar me resulta alucinante, más que mirar, esos fragmentos pasan a estar entre tus dedos y te permiten descifrar miles de códigos, desde el temblor de unas piernas hasta el sudor del cuerpo que sentimos. Con las manos recorres más que con la vista, no en un sentido objetivo de abarcar espacio físico, sino aprendiendo a reconocer realmente a quien tocas.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home