viernes, agosto 25, 2006

Una visión escatológica del Bloody mary

Otro de los puntos que intentaos abordar en este taller de relato erótico tendrá que ver, por un lado, con la escatología, esa presentación cruda de todos los procesos fisiológicos que implica el acto sexual y, por otra, con lo simbólico dentro del discurso erótico.

En este espíritu el siguiente texto:

"Quien toma un “BLOODY MARY” está, en su subconsciente –como diría Freud-, utilizando la sangre que todos los meses evacuan naturalmente las mujeres y hembras de ciertos animales, echada al vertedero cuando no cumple con su función de parir a un ser vivo.

Vaya donde vaya, los tampones y el cóctel viajan juntos. Si se tomara el ADN de ambos, veríamos que el nombre del “BLOODY MARY” no es una coincidencia.

Cuando en la barra de un bar, cualquier snob –sea hombre o mujer- ordene con voz estentórea un ¡“BLOODY MARY”! sin duda pone en evidencia su complejo de Edipo, pues al nacer todos de madre, atados a ella nos encontramos toda la vida."

(del gusto es mío, publicado en Vivir es cuestión de método)

0 han comentado...

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home